Me llamo Isabel Tejeiro, antes de nada quiero decir que no suelo escribir ó hacer comentarios en páginas, pero si con ello puedo ayudar a gente que necesita encontrar una puerta de salida para solucionar bien problemas físicos ó emocionales, ya merece la pena.

Yo sufría de inflamación abdominal, dolores lumbares, malestar, ansiedad, confusión.Estaba perdida…

Después de acudir a médicos, fisios, acupuntura, ( tomar ibuprofenos, jarabes, hacerme ecografías…) no notaba mejoría, o en algún caso notaba algo de mejoría en el momento pero cuando volvía a mis hábitos todo empezaba otra vez .

Necesitaba saber por qué me ocurría todo y qué debía cambiar en mi vida diaria porque todo esto sólo me creaba más ansiedad y me daba la impresión de que nadie me escuchaba ni me entendía.

Tuve la gran suerte de , a través de una compañera, conocer a Vicente ( Salud en movimiento). Un lugar en el que te tratan a nivel global.Desde problemas digestivos, intolerancias alimenticias, dolores físicos…hasta la causa de tus inseguridades, tus miedos, tus problemas ( bloqueos) mentales que están tan desordenados o anclados en tu cabeza que no sabes ni por dónde empezar a tratarlos.

Un sitio en el que te enseñan a equilibrar tu cuerpo y tu mente que no te dejan seguir hacia adelante y disfrutar.

Decidí probar y desde la primera sesión noté una sensación de paz y bienestar que es lo que me impulsó a seguir.

Desde la segunda sesión el dolor lumbar desapareció así como la inflamación iba siendo menor.

Cambié mi alimentación y empecé a sentirme mejor.

Fuí aprendiendo a escuchar a mi cuerpo y a conocerlo del mismo modo que a mí misma.Lo cual es la base de todo porque si lo reconoces lo consigues solucionar.

Primero lo reconoces, pero necesitaba un guía para saber cómo y eso es lo que estoy consiguiendo aquí. Todo a través de procesos naturales pero MUY desconocidos.

Cada vez que voy es como si me liberaran, como si me quitaran un peso de encima a todos los niveles. Es una sensación de paz y equilibrio general donde todo lo malo se ha ido y te encuentras a tí mismo.

Aprendes a valorar tu cuerpo y todo lo que te rodea desde otro prisma que está ahí pero no lo vemos porque no sabemos.

Yo me siento privilegiada por haberlo conocido y sólo siento a demás de felicidad GRATITUD.

He aprendido la importancia de saber valorar, conocer y atender a mi cuerpo, así como valorar, conocer y atender mi mente y mis sentidos.

Todo está relacionado y nuestro cuerpo es un gran chivato que aquí saben interpretar.

Me doy cuenta de que mi vida ha cambiado aun teniendo lo mismo que al principio.